Hoppy Lager, una cerveza refrescante, de abundante espuma blanca y de aspecto cristalino, tiene como protagonista al lúpulo, tanto en el aroma como en el sabor, donde se sienten notas herbales, frutales y a resina de pino, junto a un amargor firme pero elegante. La variedad culmina con un final seco, obteniendo así una cerveza que invita a seguir bebiendo.